Σελίδες

ΚΥΡΙΕ ΙΗΣΟΥ ΧΡΙΣΤΕ ΕΛΕΗΣΟΝ ΜΕ

ΚΥΡΙΕ ΙΗΣΟΥ ΧΡΙΣΤΕ ΕΛΕΗΣΟΝ ΜΕ
ΥΠΕΡΑΓΙΑ ΘΕΟΤΟΚΕ ΣΩΣΟΝ ΗΜΑΣ

ΟΙ ΟΜΙΛΙΕΣ ΜΑΣ ΓΙΑ ΚΑΤΕΒΑΣΜΑ ΣΤΟΝ ΥΠΟΛΟΓΙΣΤΗ ΣΑΣ





ΟΔΗΓΙΕΣ: ΚΑΝΕΤΕ ΚΛΙΚ ΣΤΟΝ ΠΑΡΑΚΑΤΩ ΣΥΝΔΕΣΜΟ:

Δίπλα από το όνομα Κύριος Ιησούς Χριστός που υπάρχει ένα μικρό βελάκι , πατάμε εκεί και μας βγάζει διάφορες επιλογές από τις οποίες πατάμε το Download .
Και γίνεται η εκκίνηση να κατέβουν όλες οι ομιλίες.

Κυριακή, 7 Δεκεμβρίου 2014

El Evangelio de San Juan Capítulo 6

ΚΑΤΑ ΙΩΑΝΝΗΝ ΕΥΑΓΓΕΛΙΟΝ
El Evangelio de San Juan
Capítulo 6
(En letra normal traducción más literal del texto original en griego clásico y en letra cursiva en griego moderno ampliando un poco el sentido de cada frase, por memorable Panagiotis Trémpelas, teólogo y catedrático, cualquier error por favor avisarnos).

1-15 Multiplicación de los panes y los peces. 16-21 Jesús camina sobre las aguas. 22-59 El pan de la vida. 60-66 El retiro de algunos discípulos. 67-71 La confesión de Pedro.
1 Después de esto Jesús pasó al otro lado del mar de Galilea, el llamado Tiberiades,
2 y le seguía una gran multitud, porque veían los prodigios y los milagros que hacía en los enfermos.
3 Entonces subió Jesús a un monte y se sentó allí con sus discípulos.
4 Y se acercaba la pascua, la fiesta de los judíos.
5 Jesús alzó los ojos y contemplando la gran multitud que había venido a él, le dijo a Felipe: ¿De dónde y con qué dinero compraremos pan para que coman éstos?

6 Esto se lo decía en broma para probarle, porque él sabía lo que iba a hacer.
7 Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastan para que cada uno reciba un trozo.
8 Le dice uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro;
9 Hay aquí un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es esto para tantos?
10 Entonces Jesús le dijo: Mandad que se sienten y se acomoden la gente; Había en aquel sitio mucha hierba verde, porque era primavera. Se acomodaron, pues, los hombres en número de unos cinco mil varones.
11 Tomó entonces Jesús los panes, y dando gracias al Padre, los repartía a los discípulos y ellos a la vez a los hombres que estaban acomodados y lo mismo de los peces, y les dio todo cuanto querían.
12 Cuando se saciaron, dijo a sus discípulos: Recoged los trozos sobrantes, para que nada se pierda.
13 Recogieron pues, y llenaron doce cestas de trozos de los cinco panes de cebada que sobraron de los hombres que habían comido.
14 Aquellos hombres viendo el milagro que había hecho Jesús, decían: Este verdaderamente es el Profeta que había de venir al mundo, (según la profecía de Moisés.)
15 Jesús dándose cuenta de que intentaban venir a tomarle por la fuerza para hacerle rey, huyó de nuevo al monte él solo.
16 Al anochecer descendieron sus discípulos al mar,
17 y subiendo en una barca, se dirigían al otro lado del mar, hacia Capernaum. Había oscurecido y Jesús aún no había venido con ellos.
18 Y el mar estaba alborotado por el fuerte viento que soplaba.
19 Habiendo, pues, remado como veinticinco o treinta estadios, vieron a Jesús que caminaba sobre el mar y se acercaba ya a la barca, y tuvieron mucho miedo.
20 Pero él les dijo: YoSoY, no temáis;
21 Cuando confirmaron que era el maestro, quisieron recogerlo en la barca, pero al instante la barca tocó tierra en el lugar donde se dirigían.
22 El día siguiente, la gente que había quedado al otro lado del mar, notó que allí no había más que una sola barca, y que Jesús no había subido en ella con sus discípulos, sino que éstos se habían marchado solos.
23 Entretanto, llegaron de Tiberiades otras barcas y atracaron junto al lugar donde habían comido el pan multiplicado (por la divina efjaristía y el milagro) del Señor.
24 Y cuando la gente vio que Jesús no estaba allí, ni tampoco sus discípulos, subieron en las barcas y fueron a Capernaum en busca de Jesús.
25 Y halándole al otro lado del mar, le dijeron: Maestro, ¿cuándo has llegado aquí?
26 Respondió Jesús y les dijo: «Amín, amín, de verdad en verdad os digo, vosotros me buscáis no porque habéis visto los milagros, sino porque ayer comisteis de los panes y os saciasteis.
26. De verdad en verdad os digo que vosotros me buscáis porque habéis comido de los panes y os habéis saciado y otra vez queréis que os dé bienes materiales. No me buscáis por los milagros que habéis visto y os han convencido sobre mi misión divina y la verdad sanadora y salvadora de mi enseñanza para que seáis beneficiados espiritualmente.»
27 Trabajad, no el alimento material que es provisional y perecedero, sino el alimento espiritual que permanece y asegura a vida eterna, el que el Hijo del hombre os dará; porque este alimento espiritual el Dios Padre lo ha acreditado y sellado para la vida eterna a través de los milagros del Hijo.
28 Le preguntaron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica y hacer las obras que Dios quiere?
29 Respondió Jesús y les dijo: «Esta es la obra que Dios quiere que hagáis, que creáis en aquel que él ha enviado.»
30 Ellos le dijeron: Pues tú ¿qué señales y milagros haces que demuestran tu misión, para que veamos y te creamos? ¿Qué obra sobrenatural realizas?
31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito en los salmos: “Les dio a comer pan del cielo.”
32 Respondió Jesús y les dijo: «Amín, amín, de verdad en verdad, yo os digo que Moisés no os ha dado el verdadero y eterno pan del cielo, sino el material, (que es prototipo del pan espiritual.) Mi Padre, pues, quien entonces por Moisés os dio aquel pan material, ahora os da el verdadero pan celestial y espiritual.
33 Porque el verdadero pan de Dios es el que baja del cielo y da vida (infinita y eterna) a todo el mundo.»
34 Entonces le dijeron: Señor danos siempre de este pan.
34. Después de estos logos del Señor y sin que ellos haber captado lo que les había dicho, le dijeron: Señor danos siempre este pan, tal y como se daba diariamente a nuestros padres.
35 Entonces Jesús les dijo: «YoSoY el pan de la vida. El que viene a mí no tendrá más hambre; y el que cree en mí nunca tendrá sed;
35. Yo Soy el pan que transmite la verdadera vida con la comunión de mi cuerpo y sangre, como también con mi enseñanza y la jaris (gracia, energía increada) del Espíritu Santo. Aquel que por la metania y la fe viene a mí no pasará hambre espiritual y el que cree en mí jamás tendrá sed espiritual. Además, encontrará descanso y alivio espiritual en su corazón y en su psique.
36 Pero ya os he dicho que, aunque me habéis visto, no creéis;
36. Pero ya os he dicho que a pesar de haberme visto quién yosoy y me testifico con mis milagros, vosotros no creéis que soy el Mesías.
37 Todo ser lógico que el Padre me dé, vendrá a mí (se convertirá en mi discípulo y se salvará.) Y al que venga a mí no lo rechazaré, ni lo despreciaré, ni tampoco lo echaré fuera.
38 Porque he descendido del cielo y estoy ya en la tierra como hombre, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad de aquel que me ha enviado.
39 Y esta es la voluntad del Padre que me ha enviado: que yo no pierda ninguno de todos los que él me ha dado, sino que les resucite gloriosamente aquel ésjato-último gran día (de mi Parusía-Presencia y Juicio universal.)
40 Y esta es la voluntad de aquel que me ha enviado, que el que contemple al Hijo y crea en Él, tenga vida eterna y yo le resucitaré en el último día.
40. Y esta es la voluntad de aquel que me ha enviado al mundo, que el que tenga los ojos de su psique limpios y purificados contemple al Hijo y crea en Él y tenga ya desde la vida presente la eterna y yo le resucitaré gloriosamente en el ésjato-último día del Juicio.»
41 Los judíos entonces indignados gemían, murmuraban y criticaban a Jesús porque había dicho: «YoSoy el pan que descendió del cielo.» (Por consiguiente, no he nacido como han nacido los demás hombres).
42 Y decían: ¿No es éste el Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo dice ahora éste: que del cielo he descendido?
43 Jesús respondió y les dijo: No murmuréis indignados y dejad de criticar entre vosotros. (Vuestros gemidos son resultado de vuestra incredulidad.)
44 Nadie puede venir a mí, si el Padre que me envió no lo atrae (con su energía increada jaris-gracia); y yo lo resucitaré en el ésjato-último gran día del juicio.
45 Esto está escrito en los libros proféticos: “Todos aquellos que creerán al Mesías serán enseñados por Dios.” Todo el que escucha (en su corazón) la voz de mi Padre, recibe su iluminación y enseñanza, aprende la verdad y viene a mí.
46 No que alguno haya visto al Padre, sino sólo el Ων el ser, (el existente, el que está, existe siempre en Dios) que vino de Dios, éste ha visto al Padre.
47 Amín, amín, en verdad de verdad os digo, el que cree en mí tiene ya desde la vida presente la vida eterna.
48 YoSoY el pan de la vida.
48.YoSoY el pan que transmite la vida real. Tal y como el pan material refuerza y propaga la vida física, lo mismo también yo con mi enseñanza y con mi cuerpo vivifico y alimento vuestras psiques.
49 Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron.
50 Pero este pan que yo os digo ahora que desciende del cielo, tiene incalculable fuerza y energía (increada) de modo que el que lo coma no muera espiritualmente, (sino que disfruta mediante él la vida eterna.)
51 YoSoY el pan vivo que descendió del cielo; si uno come de este pan vivirá para siempre; y el pan que yo les daré es mi sarx (cuerpo y sangre), la que yo ofreceré como sacrificio para la vida del mundo.
51. YoSoY el pan, que en mi interior tengo la vida que también la transmito a los demás, y quien ha bajado del cielo; si uno come de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo les daré es mi sarx (cuerpo y sangre) o mi hipostasis (base substancial) física humana que la ofreceré como sacrificio para el despertar espiritual, la sanación y salvación de todo el mundo.
52 Entonces los judíos disputaban entre sí diciendo: ¿Cómo puede éste darnos a comer su sarx o cuerpo físico y a la vez permanecer pan vivo?
53 Jesús les dijo: Amín, amín, de verdad en verdad os digo que, si no coméis la sarx (cuerpo y carne) del hijo del hombre y no bebéis su sangre, a través del misterio de la divina Efjaristía, no tendréis vida en vosotros;
54 El que come mi sarx y bebe mi sangre, mediante el misterio de la divina Efjaristía, tiene vida eterna y yo lo resucitaré al esjato-último gran día del juicio.
55 Porque mi sarx es verdadera comida espiritual y mi sangre es verdadera bebida espiritual.
56 El que come mi sarx y bebe mi sangre en mí permanece y yo en él.
56. Cada uno que come mi sarx y bebe mi sangre, se une conmigo en un cuerpo espiritual, de modo que éste permanece dentro de mí y yo en su interior y se convierte en templo mío.
57 Y como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.
57. El fruto que disfrutará de esta unión será la vida eterna. Así como el Padre me envió al mundo, quien tiene por sí mismo la vida increada y es la fuente increada de la vida, y yo como hombre también tengo la vida eterna, puesto que me la ha dado el Padre y vivo por Él; lo mismo aquel que comulga, mediante el misterio de la divina Efjaristía, vivirá porque recibirá de mí la vida eterna.
58 Este es el pan que descendió del cielo; no como el maná que comieron los padres en el desierto y murieron. El que come este pan resucitará gloriosamente y vivirá eternamente.
59 Estas cosas dijo en la sinagoga de Capernaum enseñando la multitud.
60 Luego, muchos de sus discípulos al oír estos logos dijeron: Son duros estos logos ¿quién puede oírlos y creerlos? Esto que dice escandaliza, es inadmisible.
60. Muchos de sus discípulos al oír estos logos dijeron: son muy duros y repulsivos estos logos, ¿quién puede escucharlos y creerlos? Es inadmisible lo que está diciendo. ¿Quién puede escuchar apaciblemente, sin exasperarse, cuando se presenta como obligatorio comer carne humana?
61 Conociendo Jesús en sí mismo, por su divina gnosis, que sus discípulos gemían y murmuraban sobre esto, les dijo: ¿Esto que he dicho os escandaliza y perturba vuestra fe?
62 Pues, ¿qué sería si vierais al Hijo del Hombre ascender a donde estaba antes?
62. Pues, ¿qué sería si vierais al Hijo del Hombre subir, por la Ascensión, a donde estaba antes de encarnarse? ¿Entonces creerías a este acontecimiento que se oye por primera vez?
63 El espíritu es el que da vida. La sarx, (cuerpo y carne) no sirve para nada. Los logos que yo hablo y enseño son espíritu y vida, por eso transmiten vida.
63. Os habéis escandalizado porque os he dicho que tenéis que comer mi sarx, cuerpo y carne para tener la vida eterna. Para mayor aclaración os añado también lo siguiente: El divino espíritu es el que vivifica. Mi sarx da la vida eterna, porque se ha concebido por el vivificante Espíritu Santo y en ella habita el Espíritu. Cualquier otra sarx como no habita la deidad, no sirve para nada. Y los logos que yo os hablo y enseño, como son espíritu de Dios, dentro de ellos está el espíritu, por eso tienen y transmiten vida.
64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque conocía Jesús desde el principio quiénes eran los que no creían y quién le había de entregar.
65 Y dijo Jesús: “Por esto os dije que ninguno puede venir a mí, seguirme o seguir mi fe, si este carisma no fuere concedido del Padre.
65. Y decía que: porque conozco que algunos de vosotros se tambaleará la fe y no permanecerá hasta el final, por esto os dije que ninguno puede venir a mí, seguirme o seguir mi fe; porque nadie puede sentir en su interior que YoSoY el Sanador, Salvador y Redentor y con esta fe venir hacia a mí, si esto no es concedido de mi Padre.
66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, a sus casas y a sus trabajos, y ya no le seguían.
67 A causa de esto dijo Jesús a los doce: «Queréis acaso iros también vosotros.»
68 Entonces respondió Simón el Pedro: Señor ¿a quién vamos a seguir? Tú tienes logos que transmiten y dan vida eterna.
69 Y nosotros hemos creído y tenemos conocimiento por experiencia personal que tú eres Cristo, el Hijo del Dios viviente.
70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce? Sin embargo, uno de vosotros es un diablo, es decir, diabólico, el que sirve las indicaciones del diablo.
71 Hablaba de Judas el Iscariote hijo de Simón; porque éste era el que al futuro le iba a traicionar y a entregar, y era uno de los doce.

Reflexiones y referencias, capítulo 1
Archimandrita Timoteo Kilifis
10. Mínimo 15.000 a 25.000 personas si tenemos en cuenta que cada familia había como mínimo de 3 a 5 personas.
12 El Señor aquí enseñó también la economía a sus discípulos y a todos nosotros. El orden por el que se hizo el milagro evita cualquier suposición.
14 ...viendo el milagro que había hecho Jesús: El milagro de alimentar cinco mil hombres lo relatan todos los evangelistas. Juan lo describe como una representación que se hizo para que sus logos sean más comprensibles y después les dijo que el mismo es “el pan de la vida”. El evangelista al principio habló para el Hijo de Dios y Logos de Dios. Ahora habla sobre el Hijo del hombre, que es la encarnación de la vida del mundo, porque él se sacrificará y venciendo la muerte volverá para dar a los hombres la vida eterna.
19 Se ve que los discípulos le esperaban hasta la noche y después decidieron partir. Y cuando habían cruzado más que la mitad del lago, entonces de repente se les acercó el Señor para ayudarlos, porque peligraban.
22 El mundo había observado todo lo que había ocurrido, sin saber del milagro de la noche.
25 Como no encontraron a Jesús allí donde ellos se encontraban y se había hecho el milagro de los panes, salieron con las barcas y vinieron a la región de Capernaum y cuando le encontraron enseñando en una sinagoga, extrañándose le preguntaron: ¿Cuándo has llegado aquí? Con el sentido que cómo y cuando pasó el lago puesto que no tenía barca. Así que se encontraron ante a otro milagro.
Traducido por: χΧ jJ www.logosortodoxo.com (en español)

Δεν υπάρχουν σχόλια:

ΤΕΣΣΕΡΙΣ ΧΡΗΣΙΜΕΣ ΟΔΗΓΙΕΣ

1.Μπορεῖτε νά δεῖτε τίς προηγούμενες δημοσιεύσεις τοῦ ἱστολογίου μας πατώντας τό: Παλαιότερες ἀναρτήσεις (δεῖτε δεξιά)

2.Καλλίτερη θέαση τοῦ ἱστολογίου μέ τό Mozilla.

3.Ἐπιτρέπεται ἡ ἀναδημοσίευση τῶν ἀναρτήσεων μέ τήν προϋπόθεση ἀναγραφῆς τῆς πηγῆς

4.Ἐπικοινωνία:
Kyria.theotokos@gmail.com .
Γιά ἐνημέρωση μέσῳ ἠλεκτρονικοῦ ταχυδρομείου στεῖλτε μας τό e- mail σας στό
Kyria.theotokos@gmail.com .

ΕΤΙΚΕΤΕΣ - ΘΕΜΑΤΑ ΚΑΤΑ ΑΛΦΑΒΗΤΙΚΗ ΣΕΙΡΑ